Skip to main content

Los organizadores del evento publican todas las medidas sanitarias que adoptarán de cara al evento del día 21 de noviembre

La Gran Canaria-Maspalomas Marathon se ha marcado como objetivo organizar un evento seguro para todos, donde además de cumplir rigurosamente todas las normativas sanitarias, adaptaremos todos los protocolos del evento para celebrar la carrera con todas las garantías.

Para ello la organización ha trabajado en un protocolo que garantice la celebración del evento con plena seguridad para los corredores y también de la isla.

Como primera medida, para recoger el dorsal será necesario presentar el DNI o pasaporte del titular y se exigirá el certificado de vacunación con pauta completa, es decir, haber recibido las dos dosis reglamentarias por el momento, con más de 14 días de antelación dentro de los 12 meses previos. También podrán presentar una prueba PCR negativa realizada 72 horas previas a la carrera. Los dorsales se entregarán de manera individual y presencial a cada corredor y no se permitirá la recogida por parte de otra persona.

También se han estudiado el resto de medidas que se adoptarán para hacer un evento seguro y se comenzará ya a trabajar con el resto de organizadores y administraciones pertinentes con una regulación específica para los eventos participativos, como las carreras de maratón. El uso de mascarilla será obligatorio para todos los participantes antes y después del inicio de la carrera, habrá control de aforos, la zona de salida, al igual que la de meta está acotada para los participantes, jueces y organización, toma de temperatura y uso de gel hidroalcohólico.

Además de la salida en más oleadas de menos corredores y con más diferencia de tiempo, las medidas tendrán en cuenta la situación epidemiológica del momento y se adaptarán siempre en función a la normativa autonómica vigente en sanidad.

Los avituallamientos de carrera y post-meta se realizarán con productos cerrados y envasados. Además La organización confía en que la positiva evolución y el elevado ritmo de vacunación no les obliguen a exigir más requisitos médicos a los participantes.

es_ES